Pensemos a futuro, pensemos en un Seguro de Jubilación

inteserguro

Todos alguna vez hemos pensado en cómo será nuestra vida cuando lleguemos a la tercera edad ( y con eso me refiero a personas mayores de 60 años). Es que si bien, la idea de vivir de nuestros ahorros puede parecer un tanto temeraria, debería ser un buen impulso desde ya, para considerar en asegurarnos un futuro tranquilo, en el que solo nos preocupamos por vivir a plenitud como recompensa de todo el esfuerzo que hemos hecho.

Hace unas semanas atrás, mientras tenía una de esas largas conversaciones con mi papá, me comentó algo que me hizo pensar mucho. Le pregunté cómo hacía para poder viajar al menos tres veces por año al extranjero con mi mamá y disfrutar tanto, a lo que se rió y me dijo: “es que ahora estoy comiendo todo el pan que guardé desde mayo”. Me reí porque entendí lo qué quería decir: que gracias al ahorro que hizo por varios años es que podía vivir así. Y es que a pesar que papá siempre nos dio lo mejor, también fue consciente de que llegaría a una edad donde ya no podría trabajar como antes y por ende no recibir el suficiente sueldo para poder llevar la vida que siempre llevó y por eso empezó a ahorrar desde joven todo lo que pudo.

Fue eso lo que me llevó a pensar seriamente en un fondo seguro para mi Jubilación, ya que si bien en la época de mi papá, ahorrar era un poco más complicado, pues no se contaba con un Seguro de Jubilación, en estas épocas tenemos tantas facilidades para poder hacerlo que la verdad, sería muy descuidado de mi parte no hacerlo, no solo por mi futuro, sino también por el de mis hijos, porque el disfrutar de ellos y tal vez de mis nietos con toda tranquilidad, es una opción que no me atrevería a desperdiciar.